¡Eh, hola! ¿Te has parado a pensar que la cocina es algo más que el sitio donde te haces los macarrones? La verdad es que es un espacio brutal para soltar la creatividad, mantener las tradiciones y, por qué no, reunir a la familia o a los colegas. En España, donde la cocina es casi religión, también deberíamos pensar en cómo hacer nuestras recetas más eficientes y no gastar tanto, ¿no crees?

👇¡Sigue leyendo y verás como ahorras en tu cocina!👇

Planificación y Preparación: El Secreto de una Cocina Eficiente

  • Mise en Place

¿Has oído hablar de esto? Es una movida francesa que significa «todo en su lugar». Es clave en cualquier cocina que se precie. Consiste en preparar y medir todos los ingredientes antes de empezar a cocinar. Te ahorra un montón de tiempo y, además, energía.

Te lo  explico con un ejemplo de los de toda la vida. Imagínate que vas a hacer una tortilla de patatas, un clasicazo. Aquí te va cómo aplicar el «mise en place»:

1. Ingredientes: Primero, sacas todo lo que necesitas: las patatas, los huevos, la cebolla (si eres de los que la ponen), aceite, sal y lo que quieras añadir.

2. Preparación: Luego, pelas las patatas y las cortas a tu gusto, picas la cebolla y cascas los huevos en un bol.

3. Utensilios: Asegúrate de tener a mano la sartén, la espumadera, el cuchillo, la tabla de cortar y un bol grande.

4. Organización: Coloca todo en la encimera de manera que tengas fácil acceso: las patatas y la cebolla en un lado, los huevos batidos en otro, la sartén en el fuego y los utensilios a mano.

Haciendo esto, cuando empieces a cocinar, todo fluye que da gusto. No tienes que parar a buscar nada y evitas que, por ejemplo, las patatas se te quemen mientras buscas la espumadera. Además, al tener todo preparado y a la vista, puedes cocinar con más tranquilidad y disfrutar del proceso. ¡Eso es «mise en place» en acción!

  • Planificación de Menús

Esto no es solo para comer más sano, también para cocinar sin perder tiempo ni gastar de más. Por ejemplo, el cocido de hoy puede convertirse en unas croquetas de rechupete para mañana.

Te cuento un ejemplo práctico de planificación de menús. Imagina que te planteas qué vas a comer durante la semana. Aquí te va una idea:

Día 1: Pollo asado con verduras. Un clásico, rico y fácil. Compras un pollo entero y unas cuantas verduras, como patatas, zanahorias y cebollas.

Día 2: Ensalada de pollo. Con las sobras del pollo asado, haces una ensalada. Añades lechuga, tomate, quizás un poco de aguacate, y tienes una comida rápida y fresca.

Día 3: Crema de verduras. Con las verduras que te sobraron del pollo asado, haces una crema. Puedes añadir un poco de caldo o algún quesito para darle más cuerpo.

Día 4: Pasta con salsa de tomate casera. Un día para algo diferente. Pero haces salsa de más…

Día 5: Pizza casera con esa salsa de tomate. Usas la salsa que sobró del día anterior para hacer una pizza. Le pones los ingredientes que más te gusten.

Día 6: Tortilla de patatas. Algo sencillo para el fin de semana.

Día 7: Restos del fin de semana. Aprovechas lo que haya quedado para no desperdiciar nada.

Con esta planificación, ahorras tiempo y dinero, reduces el desperdicio de alimentos y tienes una variedad de comidas durante toda la semana. Además, puedes ajustar las cantidades y los platos según tus gustos y necesidades. ¡Eso es planificar menús como un pro! 🍳📅👍

  • Selección de Electrodomésticos

Es vital elegir electrodomésticos que chupen poca luz y se adapten a tu rollo en la cocina. Los robots tipo Thermomix son un puntazo para preparaciones rápidas y gastan menos que las placas de vitrocerámica. Y oye, puedes hacer varios platos a la vez, así que ahorras más.

  • Uso Eficiente de Electrodomésticos

Aquí el truco es saber usarlos bien. Aquí te dejo unos consejos:

1. Frigorífico

No seas impaciente: ¿Meter comida caliente en la nevera? ¡Ni se te ocurra! Deja que se enfríe a lo suyo. Y no lo tengas a reventar, que el aire necesita moverse.

2. Lavavajillas

Espérate a que esté lleno: No lo pongas en marcha por cuatro platos. Espera a tenerlo lleno. Y si tiene programas eco, mejor que mejor, porque gastas menos agua y luz. Y si tiene secado al aire, úsalo, que es más de listos.

3. Microondas

Rápido y al punto: Para calentar, el microondas se lleva la palma. Es más rápido y gasta menos que el horno. Pero ojo, no te pases con el tiempo, que no queremos comida nuclear.

4. Olla a presión

Tu mejor colega para guisos: Para cosas que tardan un montón, como lentejas o estofados, la olla a presión es la clave. Cocinas en un pispás y gastas menos.

5. Freidora de aire

La reina de la eficiencia: Esta es la joya. Cocina con aire caliente y usa una miseria de aceite. Además, suele ser más rápida y gastar menos que un horno o una freidora normal. Vamos, que ahorras tiempo y luz.

Con estos trucos, le sacarás el máximo a tus electrodomésticos, ahorrando tiempo, energía y pasta. ¿Preparado para darles caña? 🚀🍲✨

Técnicas de Cocción Eficientes: Rápido, Saludable y Económico

Aquí van algunas ideas que no solo te ayudan a cocinar de manera más rápida y sencilla, sino que también son buenas para tu bolsillo y para el planeta.

1. Control del Fuego y Uso de Tapa

Fuego no a tope: Oye, no hace falta que siempre tengas el fuego a mil. A veces, con un fueguito medio o bajo, las cosas salen hasta mejor. Y si le pones tapa a la olla, ¡zas!, todo se cocina antes y tú ahorras.

2. Aprovechamiento del Calor Residual

Apaga y espera: ¿Sabías que puedes apagar el fuego un poco antes y dejar que la comida se haga con el calor que queda? Sí, sí, como lo oyes. Funciona de miedo con el arroz o los guisos.

3. Cocción al Vapor:

Rápido y sano: Esto es un puntazo. Cocinar al vapor es la caña, todo queda rico y conserva los nutrientes. Y no necesitas ni aceite.

4. Ollas a Presión:

Rápido y a presión: Las ollas a presión son un inventazo. Cocinan las cosas rapidísimo y te ahorran un montón de tiempo. Perfectas para lentejas, garbanzos y hasta carne.

5. Batch Cooking o Cocina en Lote:

Un día cocinas y varios descansas: Esto es cocinar a lo grande un día y tener para varios. Te ahorras tiempo, energía y lavar cacharros cada dos por tres.

6. Uso Eficiente del Horno:

Todo a la vez: Si vas a usar el horno, mételo todo. ¿Por qué no? Así ahorras energía y tiempo. Y recuerda, no estés abriendo y cerrando el horno a cada rato, que se va el calor.

Así que ya ves, cocinar eficiente no es ciencia espacial. Es cuestión de ser un poco listo y pensar en cómo hacer las cosas de manera más práctica. ¡Dale caña a la cocina y a ver qué tal te va! 🚀🍳🌟

Mantenimiento de Electrodomésticos: Cuida Tus Aparatos y Tu Bolsillo

Te cuento cómo cada paso de mantenimiento puede ayudarte a reducir esos números en la factura de la luz. ¡Vamos allá!

1. Refrigerador: ¿Sabías que cuidando las gomitas de la puerta de tu nevera y evitando que se convierta en el Ártico por dentro, puedes ahorrar pasta? Así es, amigo. Si cierra bien, el frío no se escapa y tu nevera no tiene que sudar la gota gorda para mantener todo fresquito. Menos esfuerzo, menos gasto. ¡Toma ya!

2. Horno y encimera: Un horno reluciente y sin restos de la última cena que preparaste calienta más rápido y gasta menos. Y la encimera, ¡ni te cuento! Si está limpia y sin cositas bloqueando, funcionan a toda mecha sin gastar de más. Menos suciedad, menos gasto. ¿Lo pillas?

3. Microondas: Un microondas limpio es un microondas eficiente. Si parece que tiene restos de todas las comidas de la semana, va a tardar un montón en calentar tu comida y, claro, eso se nota en la factura. Un pañito húmedo y ¡listo!

4. Lavavajillas: Aquí la cosa es clara: un filtro limpio y un uso inteligente (vamos, no lo pongas a trabajar por cuatro platos) significa que tu lavavajillas no se va a quedar sin aliento tratando de limpiar. Menos trabajo, menos energía. Eso es música para tus oídos y tu bolsillo.

5. Cafetera: ¿Te gusta el café? Pues una cafetera sin cal calienta el agua en un abrir y cerrar de ojos y mantiene la temperatura como un campeón. Eso significa que no gasta energía de más. Y de paso, tu café sabe a gloria.

6. Extractor de humos: Este amiguito a veces pasa desapercibido, pero si lo mantienes limpio y con los filtros en buen estado, no necesita ir a todo gas para quitarte de encima humos y olores. Menos potencia, menos gasto.

Así que ya sabes, con un poco de organización, un buen uso de los electrodomésticos y algunas técnicas de cocción eficientes, puedes convertirte en un maestro de la cocina eficiente. ¡A darle caña a esos fogones y a disfrutar cocinando sin que tu bolsillo sufra! 🚀👨‍🍳💸

 

Si te ha gustado, suscríbete aquí abajo. Es gratis. Darse de baja también.

Envío bastante a menudo correos donde además de explicar historias, doy muy buenos consejos sobre como ahorrar con tus electrodomésticos.